Oración dada a León 13. El Exorcismo.

¡Defiéndenos siempre!

  • San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra las perversidades y asechanzas del demonio. Reprímele Dios, pedimos suplicante. Y tú, oh, Principe de la Milicia Celestial, por el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a satanás y a todos los espíritus malignos, que andan dispersos por el mundo buscando la perdición de las almas. Amén.

  


  

El anticristo será del "oriente" y no del occidente.  CLIC AQUI.

Además esta serpiente maligna tiene una trinidad profana que está compuesta por los siguientes enemigos.  CLIC AQUÍ.

Ellos están preparando al anticristo ahora, para su gran entrada.  CLIC AQUI.

 


 

Para pedir la Protección del Cielo

  • Oh Gloriosísimo San Migel Arcángel, Principe y caudillo de los ejércitos celestiales, custodio y defensor de las almas, guarda de la Iglesia, vencedor, terror y espanto de los rebeldes espíritus infernales. Humildemente te rogamos, te digne librar de todo mal a los que a tí recurrimos con confianza; que tu favor nos ampare, tu fortaleza nos defienda y que, mediante tu incomparable protección adelantemos cada vez más en el servicio del Señor; que tu virtud nos esfuerce todos los días de nuestra vida, especialmente en el trance de la muerte, para que, defendidos por tu poder del infernal dragón y de todos sus asechanzas, cuando salgamos de este mundo seamos presentados por Tí libres de toda culpa, ante la Divina Majestad. AMEN.

 

Leer más: HACER  CLIC AQUÍ.

 


 

Los enemigos de Dios tratarán de introducir sus leyes profanas, mediante un referéndum para convencer a los seguidores del DIOS Verdadero; adaptando las leyes de la Iglesia de Cristo Jesús. CLIC AQUI.

Los planes de esta trinidad profana es cambiar lo Verdadero por lo falso. CLIC AQUÍ. Porque estos tratarán de convencer que el Cristianismo, es una barrera para la libertad personal. CLIC AQUI.

Unos de los engaños del maligno es difundir la pornografía. Destruye el alma y la mente desde muy pequeño. CLIC AQUI.

 


 

Recuerde de cerrar con la "x" la pestaña que  se abrió.